Aitor Pina

Gerente

Mi storytelling

Voy a contarte una historia. Una historia que podría ser la de cualquier persona. La tuya, por ejemplo.

Soy Aitor y mi historia va más allá de las palabras. Seguro que conoces a personas que están dispuestas a apaciguar el sufrimiento ajeno. A ayudar a los demás. A facilitarles la vida. A mejorársela.

Ayudar a otros siempre ha sido parte de mi forma de ser. Ya de bien pequeño ayudaba a las señoras de mi barrio a subir las bolsas de la compra cuando yo, jugando por la calle, me las encontraba atareadas con todo ese peso encima. ¡¡Imagínate!! Ya llevaba dentro ese altruismo por no quedarme quieto, viendo como personas mayores se rompían la espalda.

Una de las cosas que más me gustaba, por aquél entonces, era que íbamos hasta su casa hablando, contándonos cosas. Yo las de un niño, claro está, y ellas, con su sonrisa agradecida e inevitable. Les dejaba las bolsas encima la mesa, y me iba corriendo a jugar de nuevo, donde había dejado a mis amigos con cara de sorpresa al principio… hasta que se acostumbraron a mis abandonos momentáneos para ayudar a otras personas.

Pero esto no fue una excepción. Pasaron los años, y seguí siendo ese niño predispuesto a ayudar a los demás, incluso ya de adulto. Supongo que los valores humanos que mis padres me inculcaron dieron sus frutos… ¡y menos mal!

Cuando veo a una madre con el carrito, con dificultades para subir o bajar de un autobús, hago exactamente lo mismo que ese niño hacía con las señoras de su barrio. La sociedad ha cambiado, las personas y el ritmo frenético de nuestro día a día da a entender que no tenemos tiempo para los demás. Nos hemos vuelto bastante egoístas… admitámoslo.

Esto fue el preámbulo de lo que vendría posteriormente, sintiéndome atraído por el voluntariado. A los diecisiete años entré en la Cruz Roja, donde hice todos los cursos posibles sobre primeros auxilios, socorros y emergencias para poder colaborar en las ambulancias de urgencias que, al fin y al cabo, era, y sigue siendo a día de hoy, lo que me nace de dentro. Como si fuera algo tan interiorizado, tan intrínseco, tan parte de mi esencia…

Hasta entonces no había sido consciente de la cruda realidad, del dolor de las personas, del sufrimiento ajeno y de cómo la vida a veces se pone excesivamente dura para el ser humano. A veces, lamentablemente, de forma inevitable.

Pasó el tiempo, y después de darle vueltas, de buscar la manera de seguir ayudando a quien lo necesita, tome decisiones. Y una de las mejores decisiones que he tomado hasta hoy, ha sido mi retoño profesional, Movinte.

Nació mi proyecto Movinte como un emprendimiento, no exento de dificultades y problemas. Como todo emprendedor. Pero no desistí. Seguí sembrando para recoger lo que hoy es uno de mis motores de vida, tanto profesional, como personal.

Movinte es un servicio creado para dar soluciones inteligentes a problemas cotidianos a todas las Personas con Movilidad Reducida que por las distintas barreras arquitectónicas existentes en sus viviendas y en todo nuestro entorno no pueden salir a la calle y/o hacer cosas cotidianas.

Cosas como dar un paseo, hacer la compra, visitar a la familia y amigos, o ir a cualquier lado para seguir haciendo y llevando una vida normal.

Ponemos a su disposición los mejores profesionales y medios materiales con la máxima seguridad. Personas humanas, empáticas y sociables que trabajan por el bienestar de personas y su derecho a tener una calidad de vida mejor.

Nuestra

Filosofía

Nuestro equipo está formado por excelentes profesionales con dilatada experiencia en la movilización de personas y en todo lo relacionado con la accesibilidad y la evacuabilidad, con ganas de ayudar a quienes mas lo necesitan. 

Ponemos a su servicio los mejores medios, modernos y seguros para que su experiencia sea inolvidable.

Nuestra

Meta

Dar a nuestros/as clientes/as, el mejor servicio que les ayude a salir a la calle y disfrutar igual que el resto de personas, de su tiempo y de su vida, propiciando mas autonomía e inclusión en la sociedad.

Nuestra

Vocación

Movinte nace para ayudar y favorecer la inclusión de los colectivos de personas mas desfavorecidos, relacionados con los problemas de accesibilidad y barreras arquitectónicas.

Además, piensa de forma solidaria, ofreciendo una segunda oportunidad a aquellas personas con mas dificultades para encontrar un empleo.

Sensibles a estas carencias y necesidades que este tipo de acontecimientos provoca, pone a su dispoción un servicio que soluciona el problema de la movilidad en edificios y barrios que más problemas tienen sus vecinos y vecinas para poder salir a la calle.